Columna: ¿Y dónde está la lucha por los derechos laborales de lxs Trabajadorxs Trans y las madres Lesbianas en el #DíaDelTrabajador?

Por Claudia Amigo de Familia es Familia


El 1° de mayo se marcha por demandas justas y necesarias por los derechos laborales que lograrán mejorar la calidad de las trabajadoras y trabajadores, ¿pero para cuáles trabajadoras y trabajadores? ¿Se luchará algún 1° de mayo con la misma fuerza, energía y con la misma visibilidad para las trabajadoras y trabajadores Trans o por las madres lesbianas de crianza que no pueden proteger a sus hijas, hijes o hijos?

Históricamente se ha marchado desde la cisnormatividad y el heterosexismo, obedeciendo al sistema patriarcal que nos somete día tras día a las migajas del empresariado, reservando los derechos plenos sólo para las trabajadoras y los trabajadores que son cisgénero (no trans) y heterosexuales y para las familias heteroparentales, es decir mamá + papá + hijos.

Trabajadoras y Trabajadores Trans sin acceso al mundo laboral

Es inconcebible como en 2018, aún no existe una norma que obligue a las empresas privadas, y públicas a tener ni siquiera un mínimo de porcentaje de mujeres y hombres trans empleades en sus filas. Si bien existen unas pocas empresas privadas que han ayudado por iniciativa propia, gracias a un trabajo realizado con la sociedad civil, ha ayudado a generar respeto por sus trabajadoras/es LGBTIQ, aún falta que el Estado trabaje para que existan reformas laborales para erradicar la desigualdad, la falta de oportunidades y el acceso al mundo laboral para las mujeres y hombres transgénero.

Asignación Familiar Heterosexista

Tampoco existe una norma que garantice el acceso a las hijas, les hijes o los hijos a ser de madres lesbianas de crianza, no existe protección para aquellas familias lesbomaternales, transparentes ni homoparentales que tenemos hijas, hijes o hijos. Cuando es la madre lesbiana de crianza quien trabaja con contrato laboral o si paga sus cotizaciones previsionales de manera independiente, no puede tener a sus hijos en común con la madre gestora bajo su asignación familiar, como sí lo pueden hacer los hombres, padres heterosexuales.

Despidos lesbo-homo-transfóbicos

Despidos injustificados de mujeres lesbianas, hombres homosexuales y personas trans son invisibilizados, bajo la justificación de la “necesidad de la empresa” para que una trabajadora o un trabajador compruebe que fue por discriminación lesbo-homo-transfobico tendría que tener pruebas, correr con gastos de interponer la demanda y sin garantía de que se logre justicia.

En el fondo las luchas como la del Día del Trabajador, pasa por alto demandas que afectan a las personas LGBTIQ, porque no existe voluntad de alzar la voz por los derechos laborales de todas las personas por igual, sino que solo para las que cumplen con ser parte de la población heterosexual y cisgénero que constituyen familias heteroparentales.


Claudia Amigo


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE

Los comentarios están cerrados.