La bella, el ángel, y el agresor.

Victoria Herreros Schenke
Beatriz Herreros Schenke Q.E.P.D.

 

La mujer de la primera foto, es Victoria Herreros Schenke, una joven poeta chilena, que según los entendidos, es una de las voces más posesionadas en la actualidad, en el ámbito poético.

La segunda foto, es de Beatriz Herreros Schenke, quien falleció en julio de 2014, hecho que dejó profundas cicatrices en su familia; lo cual fue captado en asertivas y sentidas palabras por su joven y poeta hermana, en su libro “Beatriz”, el cual fue lanzado este año en nuestro país, y actualmente está siendo presentado en México.

Hasta aquí, esta nota parecería una crítica literaria, pero no, eso se lo dejaremos a los expertos en la materia.

Lamentablemente, esta nota trata de las cobardes agresiones e insultos, que la joven poeta y su familia, han recibido por parte de un nefasto personaje.

Jano Pérez, es el seudónimo, o nombre “artístico” de Miguel Alejandro Pérez Ronda, quien actualmente reside en Algarrobo, y en sus 40 años, apenas ha logrado escribir un par de malos versos. Sin querer adivinar la intencionalidad o los motivos, nos arriesgamos a pensar que quizá por esto, el personaje en cuestión se ha dedicado a insultar, hostigar y amenazar, a una joven que hoy se encuentra en la indefensión legal, y que no ha cometido otro pecado que escribir bien.

Observando los pantallazos expuestos, se puede concluir que en la V región hay una bestia agazapada, escondida bajo el oficio de escritor,  que espera la menor oportunidad para agredir en lo más profundo de su ser, a una mujer, incluso llegando a amenazar su integridad física.

Para el supuesto poeta, “las tetas de sus primas” deben ser versos dignos del respeto hacia las mujeres. Solo confirma la ordinariez, la mala educación y la pequeñez que es de Miguel Alejandro Pérez Ronda, alias el “Jano”, que obviamente, nunca aprendió “desde pequeño a ser caballero”.

La afectada intentó denunciar el hecho a la PDI , pero no tuvo llegada, ya que la funcionaria que atendió la denuncia no lo  consideró demasiado grave, por lo cual, ni siquiera la estampó.

Con el correr de las horas, los ataques de lunático del denominado “poeta”, continuaron con mucha más agresividad, pero con una salvedad, se concentró en atacar a Victoria nombrándole y agrediéndola con ofensivas palabras a su fallecida hermana, Beatriz, dolorosas no solo para Victoria, sino que para toda su familia, en especial a su padre.

Al ser bloqueado, Miguel Alejandro Pérez Ronda creó una cuenta especialmente para seguir agrediendo a Victoria.

Es así que, ante la indefensión en que se encuentran tanto ella, como muchas mujeres que siendo víctimas de agresiones y amenazas virtuales, no son tomadas en cuenta por la justicia, la cual seguramente está esperando encontrarlas golpeadas, maltratadas o quizás muertas en alguna zanja para actuar.

Por esta razón, por ellas, nuestro medio deja en claro que no están solas, y se manifiesta diciendo firmemente #NiUnaMenos.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE