Fueron liberados los dos chilenos que estaban presos en Malasia.

Este miércoles se concretó la salida de la cárcel de Felipe Osiadacz y Fernando Candia, los chilenos que están detenidos en Malasia tras ser condenados por homicidio culposo.

Durante este martes, los jóvenes habían sido trasladados desde la cárcel Sungai Buloh hacia el recinto penal para inmigrantes de Semenyih, a la espera de que les entregaran sus visas, regularizando así su estadía en el país asiático.

Finalmente, bajo un gran hermetismo, Candia y Osiadacz, tras casi 500 días encarcelados, dejaron el recinto, y esperan una resolución judicial ante una apelación por parte de la fiscalía malasia. Tras su salida del penal, fueron trasladados en un furgón a una oficina de inmigración ubicada en Putrajaya, a unos 35 kilómetros de Kuala Lumpur.

El jueves pasado, el ente persecutor presentó el recurso de apelación por considerar insuficiente la sentencia dictada por la justicia el pasado 15 de noviembre, luego de que los chilenos se declararan culpables de homicidio culposo. Anteriormente estaban procesados por asesinato, delito con el que incluso arriesgaban la horca, según el código penal malasio.

La fiscalía había ofrecido la reformulación de cargos a cambio de tres años de cárcel, pero el juez del caso tomó la decisión de sentenciarlos a solo dos años de presidio, de los cuales, debido a buen comportamiento, alcanzaron a cumplir poco más de 15 meses.

Sin embargo, no podrán retornar por el momento al país debido a que la fiscalía apeló a la resolución judicial que decretó dos años de prisión para los chilenos, por lo que deberán esperar la decisión final del juez.

Según informa Canal 13, la apelación podría modificar la condena inicial, pero no el delito ya que se mantendrá el carácter de homicidio culposo. Eso sí, la sentencia puede variar de los dos años que fueron otorgados a Fernando y Felipe, o bien, aumentarla a un máximo de 10 años.

Por lo mismo es de suma importancia la decisión judicial, hecho que podría hacer que los chilenos sigan en Malasia entre ocho a doce meses más.

Cabe mencionar que el juez del caso tendrá en su poder los pasaportes de los dos jóvenes para evitar que estos se fuguen del país asiático.

Comentarios
Loading...