La Corte concedió la libertad condicional al exoficial de la Fuerza Aérea , Ramón Cáceres, encarcelado por el asesinato del general Alberto Bachelet

La justicia chilena concedió la libertad condicional al exoficial de la Fuerza Aérea de (FACH), Ramón Cáceres, encarcelado hace cuatro años por el asesinato del general Alberto Bachelet, padre de la expresidenta Michelle Bachelet, durante la dictadura.

A poco más de dos meses que la Cámara de Diputados rechazara la acusación constitucional que se alzó en contra de tres ministros de la Corte Suprema por conceder libertad condicional a condenados por violaciones a los derechos humanos, la Corte de Apelaciones de Santiago concedió un nuevo beneficio a un sentenciado por la aplicación de tormentos durante el régimen militar.

El beneficiado por esta libertad condicional es el oficial (R) de la Fuerza Aérea de Chile Ramón Cáceres quien cumplía una sentencia de cuatro años por las torturas perpetradas en la Academia de Guerra,entre el 11 de septiembre de 1973 y el 12 de marzo de 1974, en contra del general Alberto Bachelet, padre de la ex Presidenta Michelle Bachelet, apremios que le provocaron la muerte al alto oficial.

La Segunda Sala de la Corte de Apelaciones capitalina, en fallo dividido, acogió un amparo presentado por la defensa de Cáceres que expuso que el amparado se encuentra condenado por el delito de tormento a detenidos a 4 años, dando inicio del cumplimiento de esta sentencia el 21 de octubre de 2016. Pasando ya más de la mitad de la condena a juicio de la defensa debería haber sido concedida su libertad condicional conforme a que además está en lista 1 por su buena conducta en Gendarmería.

En efecto, la Comisión de Libertad Condicional revisó el caso del ex oficial FACh y negó el beneficio aduciendo que la entrevista sicológica no manifiesta arrepentimiento por los crímenes cometidos. “Expresa un relato referido al cumplimiento de órdenes donde manifiesta encontrarse responsable, pero utiliza mecanismos como justificación y minimización de algunos hechos, reconociendo sólo circunstancialmente su participación. En cuanto a la
conciencia del daño y mal causado insuficiente, aunque es capaz de integrar a las víctimas en su discurso, lo hace solamente de manera general, pero con énfasis cognitivo. Se muestra crítico frente a los camaradas que actuaron, bajo su entendimiento, en su contra”. Agrega el informe que “en relación a la disposición al cambio, se aprecia contemplativo, ya que tiende a minimizar y justificar su actuación, no siendo capaz de establecer una auténtica necesidad de realizar cambios en sí mismo respecto a los ilícitos cometidos”.

Comentarios
Loading...