El Gobierno pide procesar a Bruno Villalobos por tortura con resultado de muerte.

El Gobierno, a través de programa del Derechos Humanos del Ministerio de Justicia,  y el abogado querellante Cristián Cruz solicitaron al ministro en visita Mario Carroza el procesamiento del ex general director de Carabineros, Bruno Villalobos.

Esto debido a una acusación por su presunta autoría en el delito de torturas con resultado de muerte en contra de Patricio Manzano González en 1985.

El estudiante de 21 años fue uno de los 174 detenidos que se encontraban realizando trabajos comunitarios de la FECH en San Felipe.

Manzano González falleció el 9 de febrero de 1985, luego de un paro cardiorespiratorio ocasionado por los malos tratos de personal de Fuerzas Especiales, durante su traslado a Santiago.

En virtud de las numerosas pruebas y las propias palabras del señor Villalobos, la fotografía que él acompañó, y por su responsabilidad del Grifo Número 9 es que hemos solicitado procesamiento en calidad de torturas con resultados de muerte“, dijo a La Tercera PM el abogado que representa a la familia, Cristián Cruz, agregando que la acción también apunta a Ruperto Soto Reyes.

En el momento que se produjo su deceso, Manzano participaba en los trabajos de verano de la casa de estudios, lo cuales habían sido prohibidos por el régimen de Augusto Pinochet, en línea con el Estado de Excepción decretado en noviembre de 1984.

En ese contexto es que, junto a otros 173 voluntarios, el joven fue detenidos por los efectivos policiales, quedando su custodia a cargo del equipo liderados por Villalobos.

Considerando dicho escenario,  en su presentación ante el ministro, Cruz indicó que “a pesar del calor excesivo, tras cánticos efectuados por mujeres y hombres al interior del recinto policial los hombres, salvo excepciones,fueron objetos de torturas consistentes en trotar bajo el sol, obligados a acuclillarse y estar boca arriba y boca abajo, ser golpeados con puños, pies y elementos contundentes, pisoteados, además del extenuante y sofocante ejercicio físico al que fueron forzados, sin beber agua por lapso superior a una hora, producto de lo cual y, como era evidente, varios de los civiles resultaron con secuelas”.

Aquello habría afectado “de manera especial a Patricio Manzano, quien a pesar de lo grave de su estado no fue socorrido por lo carabineros, responsables de su custodia e integridad, ni fue trasladado a recinto de salud, tampoco se llamó a médico u otro para auxiliarle, y en esas condiciones trasladado a la 1ª Comisaría de Carabineros de Santiago, donde a pesar de su estado se negaron a proporcionar el debido socorro ante los paros cardiacos que sufrió, lo que finalmente conllevó a la muerte producto de las torturas”.

En el marco de su exposición, entre otros elementos, Cruz también hizo presente las declaraciones que el ex general director entregó el pasado 3 de mayo. En ese entonces, este habría indicado que los hechos ocurrieron cuando se desempeñaba como teniente, bajo el mando de Sergio Gálvez.

El día de la detención, como habría relatado, viajó desde Santiago a Los Andes, dirigiéndose “al patio posterior de la 3a Comisaría de esa ciudad, donde había un gran número de estudiantes detenidos”. Junto con reconocer que estuvo siempre en dicho patio, declaró que “nosotros el <Grifo 9>, nos quedamos a la custodia de los detenidos que estaban en el patio”, reconocimientos que a juicio de la defensa le atribuyen la mencionada responsabilidad.

Recordar que cuando se produjo el deceso de Manzano, la información “oficial” establecía como causa de muerte una supuesta enfermedad cardíaca preexistente, lo que resultaba a lo menos curioso para quienes lo conocían, pues se tenía constancia de “su buen estado físico”.

Comentarios
Loading...