TOC: La enfermedad que padece diputado Gabriel Boric, y que afecta a casi medio millón de chilenos

El diputado Gabriel Boric, declaró a través de su cuenta de Instagram que se encontraba con licencia médica por dos semanas para tratarse el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), enfermedad que sufre hace años.


El parlamenterio, ya había confesado anteriormente que iba al psicólogo para combartir el trastorno, el cual por ejemplo lo llevaba a manías como girar cuatro veces las perillas de las puertas o pestañear cuatro veces cada vez que entra a su pieza.

En una entrevista realizada el 2014 por Revista Sábado, Boric detalló que “cada vez que entro a mi pieza tengo que pestañear cuatro veces o tengo que girar cuatro veces la perilla“.

La primera vez que fui al psicólogo por esto fue en octavo básico, precisamente porque me costaba mucho leer y para mí era difícil dar las pruebas. Se hizo insostenible cuando estaba leyendo El diario de Ana Frank en el colegio. Si me equivocaba en lo que leía o me saltaba una palabra tenía que retroceder dos líneas, pero esa línea no podía terminar en un punto porque, porque si era así tenía que subir los líneas más, entonces me demoraba demasiado y era súper angustiante y mentalmente agotados”, indicó en esa misma publicación.

Cómo saber si es un TOC

El límite entre un hábito y una obsesión puede ser difuso. Sin embargo, existen algunos síntomas que deben identificarse en un paciente con TOC y que ayudan a diagnosticar esta patología. “Con frecuencia, estas personas evitan las situaciones que se relacionan con el contenido de las obsesiones, como son la suciedad o la posibilidad de contraer enfermedades”, comenta el psicólogo de Clínica Vespucio, Julio Muñoz.

Las preocupaciones hipocondríacas también son frecuentes, lo que se traduce en visitas repetidas al médico para que éste descarte cualquier enfermedad. También puede haber sensación de culpa, sentimientos patológicos de responsabilidad y trastornos del sueño.

Como explica el psicólogo, “la ejecución de estos actos puede convertirse en una de las principales actividades diarias del individuo, traduciéndose en problemas conyugales, laborales o sociales. Los comportamientos evitativos permanentes pueden conducir a un aislamiento del individuo, incluso en su propio hogar”.

Con qué nos obsesionamos

Se ha observado que los TOCs pueden asociarse a trastornos depresivos, angustiosos, de personalidad obsesiva, alimentarios o de ansiedad, como fobia social o específica. Se sabe, además, que existe una alta incidencia de Trastorno Obsesivo Compulsivo en el síndrome de la Tourette.

El psicólogo de Clínica Vespucio detalla las obsesiones más frecuentes entre los pacientes que sufren de esta patología:

  • – Obsesiones de limpieza y anti gérmenes
  • – Lavado de manos (lavarse las manos hasta que queden arrugadas)
  • – Ordenar objetos a repetición
  • – Comprobaciones
  • – Enfermedades imaginarias (hipocondría)
  • – Religiosas (rezar)
  • – Seguridad o evitar que pasen cosas negativas (contar o repetir palabras en silencio)

Cómo superar una obsesión

Como en la mayoría de los trastornos, el tratamiento consiste en atenciones psiquiátricas y psicológicas, a través de terapia farmacológica y terapias de apoyo. “Se ha observado que las técnicas terapéuticas más eficaces para combatir el TOC son las propuestas por la línea cognitivo-conductuales, las que se enfocan en la modificación de las respuestas emocionales, pensamientos y comportamientos inadecuados asociados a trastornos psicológicos”, aclara el psicólogo de Clínica Vespucio.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Comentarios
Loading...