El canto de alabanza inicial del Te Deum ecuménico que se realizó en la Catedral Metropolitana no estuvo ajeno de polémicas.


El cantautor, Francisco Astorga, interpretó un canto de alabanza frente al Presidente de la República, Sebastián Piñera, y las autoridades religiosas invitadas.

Un extracto de la letra decía lo siguiente:

“Mira tu pueblo Señor, quiero la paz, el encuentro
Pero el miedo está aquí adentro,
Siento vergüenza y dolor
Si juzgo al encubridor y abusador son culpables,
Negarlo es inaceptable cuando el temporal arrecia
En reconstruir la Iglesia, yo también soy responsable”

Las palabras iniciales del deán de la Catedral Metropolitana, Juan de la Cruz, quien reemplazó a Ricardo Ezzati, también apuntaron a superar discriminación, lograr la justicia y llegar al “bienestar verdadero” en un ambiente de paz.

*/


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE