Cada día puede ser el último. Mujeres viviendo violencia al interior del hogar

Por José Luis Díaz


En el año 2005, ingresé a trabajar a la corporación de asistencia judicial más conocida como la CAJ para implementar los centros de violencia intrafamiliar en Santiago.

La experiencia me mostró a personas realmente comprometidas con la NO violencia y  lo hacían parte de su vida, Elizabeth González, Karen Ferrer, entre algunos trabajábamos arduamente y en condiciones que solo el Estado de Chile y los gobierno de turno pueden entregar, mínimas.  

 

Fácilmente era ver como el Gobierno nos violentaba y de paso nos pedía trabajar y sensibilizar sobre el daño de la violencia, una contradicción vital, cuando se trabaja sin baño, sin recursos y sin espacio para atender, a modo de ejemplo, con Karen Ferrer en una ocasión atendimos mujeres en un establo ubicado en los límites de Cerro Navia, posiblemente los profesionales de hoy al día siguiente presentarían la renuncia, sin embargo con Karen sabíamos del peso de la misión, había que trabajar para que ese proyecto piloto pasara a ser un proyecto definitivo y así disminuir las agresiones que cada mujer vivía en secreto, un lamentable secreto que todos y todas naturalizamos.

Hoy me retire del servicio público, me encantaría volver, sin embargo los años y la paciencia no son los mismo, y no me refiero a paciencia con mis usuarias, me refiero al mal trato sistemático que viven los profesionales del servicio público que somos de carrera funcionaria.

La violencia no se ha detenido, en 10 años las políticas requieren una actualización, los índices  de mujeres viviendo en violencia por parte de su parejas se mantiene. No seré yo quien sea el protagonista de esta nota, más bien una valiente mujer que rompió su silencio

La relatora de la carta, me pide su publicación, bajo la siguiente consigna más mujeres deben alzar su voz.  

“Hace unas semanas atrás, me encontraba durmiendo en mi casa, en mi cama junto a mi único hijo de 6 años, cuando a las 5 de la mañana llego mi esposo en estado de ebriedad cuando yo desperté él estaba cambiando a mi hijo a su pieza volvió y me destapo y del pie me tiro para bajarme de la cama quede en el suelo, a lo que posteriormente me empuja contra el closet donde me golpee fuertemente en mi clavícula izquierda provocándome una contusión severa en palabras menos técnicas esto es apertura de carnes que rodean el hueso no alcanza a ser fractura pero es una herida interna, a lo que posterior a esto no podía mover mi brazo menos defenderme en ese momento trate de gatear a tomar mi celular que estaba en el velador pero me lo tiro. Lo busco para romperlo pero no lo encontró, me trato de lanzar por las escaleras pero me afirme de sus piernas, posteriormente se sube arriba mío y comienza a tirarme el pelo haciendo que me pegara cabezazos en el suelo y me apretaba del cuello ahorcándome por mucho rato me pegaba cabezazos y me ahorcaba haciéndome entremedio un acto de ataque sexual que no entrare en detalles.

Después de esto me pego unas patadas en las piernas posteriormente me levanto del pelo y me sentó en la cama y quería conversar pero no paraba de tirarme el pelo y pegarme cachetadas también me mencionaba que tenía armas en el vehículo, las cuales nunca vi. Pero con el miedo que tenía en ese momento estaba muy asustada, esta situación continúo por mucho rato hasta que empecé a hablarle de que pensara en el niño, en su mama ahí empezó a calmarse y bajo a arreglar sus cosas donde tuve tiempo de buscar el teléfono y pedir ayuda.  Cuando escuche roncar a mi esposo llame a mi hermano y me dijo que no podía salir del trabajo que llamara a carabineros. Llame a carabineros para indicar lo que había pasado que fueran para sacarlo de la casa le comente a la carabinera que me atendió que no podía salir de la casa de inmediato porque mi hijo estaba dormido, posterior de esto mi esposo despertó no durmió más de 15 minutos subió a la pieza que quería hablar y me abrazaba lo que me provocaba muchos dolores y cerraba la puerta con llave le dije que habláramos en el patio de adelante mientras me fumaba un cigarro, para esperar a carabineros hasta ese momento él no sabía que yo había pedido ayuda bajamos y al rato llega carabineros lo que al sentir un auto mi esposo se vuelve a transformar al ver que eran carabineros se calmó y empezó a decirles; “si yo soy la persona que buscan, soy un buen hombre trabajador, yo no le pegue,  solo la zamarree como tengo más fuerza obvio le dolió, mientras yo le contaba entre llantos a los carabineros lo sucedido les mencionaba que me dolía mucho mi brazo que no podía moverlo y que lo tenía inflamado, hasta el momento solo tenía unos pequeños ramillones, los moretones aun no aparecían por lo que carabineros me vio y me dijo; “no tiene morado”  y le bajo el perfil y le decía constantemente yo necesito ir al doctor me duele mucho no puedo mover el brazo, me mencionaron que debía irme con ellos para hacer la denuncia debía ir a constatar lesiones a lo que les respondí no puedo ir ahora o tenemos que esperar que llame a alguien para que se quede con el niño me dijeron. Llame a mi papa y el carabinero a cargo le explico la situación a lo que mi papa respondió que iba a ir inmediatamente a mi casa, en eso el otro carabinero me dice vaya a cambiarse para que vamos y traiga su cedula de identidad en eso voy al segundo piso a cambiarme, el carabinero a cargo después de un rato sube y me dice; ¿¿usted está segura de hacer la denuncia??, porque si hace la denuncia su esposo se va a ir preso y si se va preso su hijo no lo vera en meses fijo que tiene que llevarlo al psiquiatra a lo cual yo con lo confundida de todo y sin saber qué hacer, el carabinero a cargo me dice:  lo que yo le propongo es que nosotros hacemos que su esposo le entregue las llaves saque sus cosas mientras estamos acá y se vaya de la casa, yo le dije pero como… a al final accedí, si lo que más que me importaba era que saliera de mi casa, les dije pero yo igual iré al doctor apenas llegue mi papa porque me duele mucho a lo que el carabinero me dijo que ya no podía hacer la denuncia si no iba ahora con ellos pero que me recomendaban que lo mejor era solo sacarlo de la casa, en eso mi esposo hecho sus cosas en el auto me paso las llaves de la casa. Mi esposo después de agredirme físicamente dejándome lesiones severas y varias contusiones entre ellas el cuello por intentar matarme ahorcándome y con muchos moretones en cuello, brazos y violentarme sexualmente salió de mi casa con todas sus cosas en el auto y manejando en estado de ebriedad que se sentía el olor a más de un metro de distancia, también les recordé que revisaran el auto porque dijo que tenía armas a lo cual el carabinero solo le pregunta ni siquiera fue capaz de revisar el auto, cuándo saco el auto de la casa el carabinero a cargo se quedó hablando con mi esposo y el otro carabinero el que no estaba a cargo me dice voy a cerrarle el portón para que no le dé pena a lo que yo respondí no me da pena me da miedo a lo que él me responde usted igual ira al doctor cierto yo le dije sí, me dice diga que va por esto porque igual puede poner la denuncia aunque constate lesiones por sus medios. Después se acerca el carabinero a cargo y me dice que se quedaran dando vuelta alrededor mientras llegue alguien. Finalmente fui a la clínica donde me revisaron de inmediato con un procedimiento aparte por ser violencia intrafamiliar, donde me dijeron que si yo no denunciaba ellos estaban obligado a hacerlo por la gravedad de mis lesiones, después de eso fui a la comisaría a poner la denuncia donde no me dieron medidas de protección, el día viernes siguiente fui al psicólogo donde fui muy afortunada de que precisamente me tocara un profesional especialista en violencia intrafamiliar quien me dio un certificado para solicitar medidas de protección con este certificado pase a la comisaría y me dijeron los carabineros que ellos no podían pedir la medida de protección que debía ir directo a fiscalía a solicitarla, llame a fiscalía y telefónicamente me hicieron el procedimiento con 60 días de medida de protección en mi casa y trabajo.

Quise hacer esto de conocimiento público para que sepan el mal actuar de estos funcionarios de la 5ta Comisaría de Conchalí tal como escribí permitieron que un agresor se fuera libremente manejando en estado de ebriedad cuando lo único que necesitaba era su ayuda y posteriormente nunca me indicaron bien los procedimientos. Mi esposo venía hace meses con conductas violentas gritos, malos tratos hasta romperme un teléfono,  la última vez esa semana me grito delante de mi hijo por eso decidí terminar la relación por eso íbamos a hablar el viernes para terminar la relación por lo que le pedí que fuera en la tarde y así poder llamar a mi hermano que me acompañara porque yo tenía un poco de miedo a sus  reacciones y me dijo que llegaría tarde pero que iba tranquilo que no me preocupara a las 1 de la mañana me acosté pensando que ya no llegaría cerré y apague todo, llego a las 5 llega y me despierta. Adjunto la constatación de lesiones las que carabineros no considero en ningún momento.


José Luis Díaz.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Comentarios
Loading...