Tras la decisión de la Contraloría General de la República de sancionar a la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, por grabar el polémico “Kiki Challenge”, la diputada Pamela Jiles salió en su defensa.


La parlamentaria cuestionó la medida del organismo -y la calificó de “desproporcionada”- preguntando si es que “23 segundos de un baile ¿valen la pena este grado de preocupación de la Contraloría?”.

“Lo que me parece es que la Contraloría podría estar preocupada del robo a manos llenas, del litio que estamos a punto de perder, de los sesenta y tantos niños muertos en el Sename este año en el Gobierno que defiende a la infancia, en vez de estar concentrado en 23 segundos de baile de una alcaldesa”, agregó.

Jiles también manifestó que era más importante “ser más sororos” y que en este caso donde “la alcaldesa va como avión, aparece un repentino acuerdo patriarcal para cerrarle el paso”.

Si bien validó la obligación de los parlamentarios de fiscalizar, afirmó que le parece que de fondo existe “un acuerdo patriarcal para cerrarle el paso a una mujer que se ha destacado en política y que probablemente podría ser una candidata presidencial”.

Por otro lado, los diputados que lideraron el requerimiento en Contraloría -Pablo Vidal (RD), Carmen Hertz (PC), Gabriel Silber (DC) y Claudia Mix (Poder)- explicaron que lo relevante del fallo de Contraloría es que existe “una irregularidad, una ilegitimidad en la manera de actuar, hay un uso de los recursos públicos que no corresponde y nosotros los diputados tenemos la obligación de fiscalizar”.

Incluso la parlamentaria Mix invitó al cónyuge de la alcaldesa, Joaquín Lavín León, a que se sume a la denuncia. “Él debe también cumplir la labor fiscalizadora y no perder la objetividad a la hora de aplicar la ley cuando se trata de su esposa”.

El hijo del alcalde de Las Condes encaró ayer a Vidal por la supuesta “persecución” que, según él, estaría ejerciendo en contra de la autoridad comunal de Maipú.

“Le dije al diputado Vidal que pare con las mentiras, que pare con la persecución, porque finalmente aquí se intenta hacer una serie de artimañas para desprestigiar a la alcaldesa”, afirmó Lavín.

Tras esto, el parlamentario atacado reconoció que entiende que en “su posición de marido esté preocupado, pero es un conflicto de interés. Me parece impropio que él venga a defender a la alcaldesa en esos términos cuando lo que tiene que hacer es lo mismo que estamos haciendo nosotros: fiscalizar el actuar de los alcaldes de las comunas a las que representamos”.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE