Por Ivonne Coñuecar: «Cuando nací los torturados aún gritaban, había olor a carne quemada en las calles»

Por Ivonne Coñuecar

De su obra poética “Trasandina” 


En el calendario ya no queda nada que nos lo recuerde
marcado de rojo antaño y aún con miedo,
cuando nací confirmaron también una dictadura para mi
desde que nací fue once todos los días
una historia que heredé
los ojos democráticos que me abrieron la memoria
continuaron dictadura y así dictadura
y aunque te vayas dictadura, te persigue, dictadura.

Cuando nací los torturados aún gritaban
había olor a carne quemada en las calles
había cuerpos luchando en el fondo marino
había huesos restituyéndose en la tierra
y así, fue, agua y tierra
sin aire para respirar ni para hablar
la gente desaparecía
y aún así osaron traer niños a este lugar
a mi me trajeron negociando un hogar.

De pequeña cortaba las piezas del puzle
con los años no hubo qué cortar,
para armar la historia
estaba la realidad encima
pidiéndonos ceguera.

Cada once de septiembre
todo sale de su lugar
se levantan los muertos
vuelven los desaparecidos
y la desidia de los apellidos con los que crecimos
da fe que la justicia es una religión de pocos

Hay sólo una palabra
en la que convergemos cordilleranos:
dictadura.
Su boca hambrienta,
deglución y signos
instituciones cancerígenas
que amenazan con devorarnos
cuando las comenzamos a leer

Ivonne Coñuecar
Team Peotero


Voz Ciudadana Chile en facebook

Comentarios
Loading...